miércoles, 22 de junio de 2016

¿Qué pasa con la liberación de 60 hectáreas en Puerto Norte?

22-06-2016.

Las mismas están a la espera de su liberación para avanzar con distintos planes urbanísticos: parques, calles y edificios.

Imagen: Ilustrativa cortesía Municipalidad de Rosario.


Rosario sigue a la espera de la liberación de 60 hectáreas que se emplazan en la zona de Puerto Norte y son controladas por la Agencia de Administración de Bienes del Estado.

La ciudad las quiere incluir dentro de Proyectos Urbanísticos pero necesita del permiso del gobierno nacional.

Del total, 40 hectáreas están distribuidas en tres parcelas a lo largo del tramo de Av. Francia que se extiende desde el río a la rotonda de Caseros, y otra localizada en el extremo del parque Scalabrini Ortiz; y se suma la Unidad de Gestión 7, superficie comprendida por Bordabehere, Alberdi y Mongsfeld, y finalmente el parque de las Vías, sector delimitado por avenida Del Valle, Estanislado López y Central Argentino.

En marzo pasado la intendente de Rosario, Mónica Fein, se reunió con funcionarios nacionales para solicitarles la cesión de las tierras a la ciudad para emprendimientos público-privados.

Desde la Agencia Administradora de los Bienes del Estado (Aabe) que conduce Ramón Lanús, le confiaron a #IMPULSO que la carpeta con desarrollo que les llevó la intendente incluye proyectos de nuevas viviendas, comercios, espacios verdes públicos y apertura de nuevas calles para la costa norte.

Sin embargo, desde la entidad que administra y controla los bienes ferroviarios que pertenecen al Estado, aclararon que son procesos largos los que se deberán afrontar, dado que hay tierras ocupadas por vecinos que deberán ser reubicados antes de avanzar con los proyectos anteriormente mencionados. Esta última parte es relativamente cierta, pero sólo una parte de esas tierras son ocupadas, mientras que otras están completamente liberadas.

http://www.impulsonegocios.com/contenidos/2016/06/22/Editorial_40786.php

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada