miércoles, 22 de mayo de 2013

Nueva empresa estatal para el Belgrano Cargas

Miércoles, 22 de mayo de 2013.

EL GOBIERNO CREARA UNA COMPAñIA PARA GESTIONAR EL RAMAL CARGUERO, INTERVENIDO DESDE OCTUBRE.

La nueva sociedad estará integrada por las entidades públicas ADIF y Sofse y la Administración de Puertos.

 Por Tomás Lukin
tlukin@pagina12.com.ar

El Estado creará una nueva empresa que estará al frente del Belgrano Cargas y así desplazará definitivamente a los operadores privados del ferrocarril carguero. A través de un decreto de necesidad y urgencia que ayer circulaba para su firma en el gabinete, el Gobierno finalizará el proceso que comenzó a finales de octubre pasado con auditorías e intervención y se materializó con el fin de la concesión privada del estratégico ramal en febrero. La decisión se tomó después de que el Ministerio de Interior y Transporte que encabeza Florencio Randazzo constatara graves irregularidades, problemas de gestión y la paralización del servicio que conecta el norte del país con los puertos santafesinos y bonaerenses. Durante más de siete años el ramal estuvo a cargo de la SOE donde convivían los sindicatos Unión Ferroviaria, La Fraternidad y Camioneros, junto con las empresas Roggio, Emepa y la china Shima.

El primer objetivo del Gobierno es que el ramal transporte 1500 millones de toneladas, como en 1997.

La nueva sociedad anónima bajo control estatal Belgrano Cargas y Logística estará integrada por las entidades ferroviarias públicas ADIF y Sofse, y la Administración de Puertos. Hoy el Belgrano Cargas no es competitivo, su alcance es limitado, transporta poco y muy lento. El objetivo del Gobierno es incrementar la capacidad y convertirlo en una alternativa al transporte en camiones en la zona. Además, consideran que puede funcionar como un puntapié inicial para la reconstrucción de la industria ferroviaria nacional así como para promover el desarrollo de algunas economías regionales. Por eso, como parte del proceso de recuperación del ramal los talleres de Tafí Viejo en Tucumán pasarán a pertenecer a la nueva empresa estatal.

En el actual escenario de abandono de la red carguera y frente a la voluntad del Gobierno de recuperar el sistema ferroviario después de la tragedia de Once, donde murieron 51 personas y más de 700 resultaron heridas, según advierten en diferentes dependencias públicas, la medida representa un primer paso de un proceso que podría concluir con todo el sistema –carguero y pasajeros– nuevamente en manos del Estado. Los ferrocarriles de carga cuentan con cuatro concesionarios privados y los de pasajeros están en manos de Emepa y Roggio (ver aparte).

Además de crear una nueva compañía para recuperar el estratégico ramal, Interior y Transporte junto con la Secretaría de Política Económica a cargo de Axel Kicillof desarrollaron un marco regulatorio para el sector carguero. Esa normativa, vigente desde febrero, tiene tres ejes: regulación de la tarifa y creación de herramientas para subsidiar producciones específicas, activación de mecanismos de venta anticipada de capacidad de carga para facilitar el acceso a más empresas y transparentar el sistema y la obligación de que las concesionarias mejoren sus registros contables. Además, se faculta a Transporte a determinar objetivos de tonelaje y productos a transportar por cada ramal.

Con esos lineamientos, desde el equipo a cargo de la intervención del Belgrano Cargas afirman que en pocos meses se comenzaron a observar mejoras y la baja facturación subió en abril pasado 81 por ciento hasta 12,1 millones de pesos, como consecuencia de mejoras operativas y el aumento de tarifas. Aunque sigue siendo más barato que el transporte en camiones, éste es significativamente más eficiente. Las bajas velocidades de circulación –no supera los 10 kilómetros por hora en promedio– y frecuencia del ferrocarril por el deterioro de las vías y el material rodante evidencian las necesidades de inversión pública. A cargo de la línea continuará Marcelo Bosch, un especialista en finanzas que proviene de la Secretaría de Interior y fue puesto al frente en febrero.

Cuando comenzó el proceso de privatización en 1997, el Belgrano Cargas transportaba más de 1500 millones de toneladas mientras que actualmente apenas alcanza las 850 millones de toneladas. Un estudio reciente de la Subsecretaría de Planificación Económica estima que el piso potencial de transporte de la red es recuperar los valores previos al abandono del Estado y diversificar los productos transportados para favorecer el transporte de otros bie-nes que no sean granos.

El corredor Salta-Barranqueras, Avia Tarai-Rosario, donde se están concentrando las inversiones de mejora y recuperación, representa el 65 por ciento de la carga total transportada. El 71 por ciento son granos, fundamentalmente soja, el 19 por ciento azúcar y el 9 por ciento materiales de construcción. Los clientes que utilizan los servicios son pocos y se concentran en las cerealeras Bunge, AGD y Cagsa, junto con Ledesma y Minetti. Además, prácticamente la totalidad de los traslados se origina en el NOA y termina en los puertos de Rosario o Buenos Aires retornando vacíos.

http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-220578-2013-05-22.html



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada