lunes, 1 de febrero de 2016

Largaron las obras para poner en valor la estación de trenes Central Córdoba

Lunes, 01 de febrero de 2016.

Por: Silvina Dezorzi.

Infraestructura. La restauración, por más de 15 millones de pesos, se licitó en el 2015 y terminará a mediados de año. Una “muy buena noticia para Rosario”.

La Estación Central Córdoba lleva 125 años en la ciudad y 45 sin recibir ninguna intervención importante. (Silvina Salinas / La Capital).


Ya comenzaron las obras de restauración en la Estación Rosario Central Córdoba, por donde corre el tren de la firma estatal Belgrano Cargas y Logística rumbo al puerto. “A nosotros nos satisface enormemente que se ponga en valor una estación como esta porque hace fácil 40 años que en el país no se encaraba una obra así”, afirmó ayer el secretario general de seccional local de la Unión Ferroviaria, Ariel López. En el lugar, pleno corazón del parque Hipólito Yrigoyen, barrio Tablada, ya se concretó un vallado a metros del andén y siete obreros avanzan con los primeros trabajos de limpieza, remoción de escombros y acopio de materiales. La obra, licitada por el gobierno nacional anterior en el marco de un ambicioso plan de recuperación de la red ferroviaria, fue adjudicada a la firma de capitales locales Del Sol SRL, con una inversión de más de 15 millones de pesos. “Es realmente una muy buena noticia para Rosario”, celebró el referente de la Asociación Amigos del Riel, Rolando Maggi.

  La emblemática silueta de tres plantas con aires afrancesados que se levanta en 27 de Febrero y Juan Manuel de Rosas recuperará en pocos meses el brillo que supo tener, con pleno respeto de sus usos y operatoria ferroviaria.
  Aunque según los pliegos de la licitación la obra tiene un plazo de ejecución de 120 días, el propio encargado de los trabajos, Aníbal Sacks, estimó que la actividad podría prolongarse bastante más, entre siete u ocho meses.
  Las tareas arrancaron por las salas que dan al contrafrente de la estación, mirando al sur, donde además se levantó un vallado y se instaló el obrador. A una de las oficinas del ala oeste ya se le sacó el cielorraso y comenzaron los trabajos para eliminar las humedades de cimientos.
  Al andén, adelantó Sacks en una recorrida realizada junto a  La Capital, se le cambiarán el piso y toda la cubierta, hoy de fribrocemento y ostensiblemente perforada. En el mismo sector también se harán “a nuevo” tres baños.

Preliminares. Los obreros, rigurosamente provistos de barbijos y en algunos casos de mamelucos blancos impermeables que los protegen del polvo y los insectos, fueron desocupando los sótanos y trasladando rollos de cables y maderas. Lo desechable, explicaron, va a parar a contenedores también instalados sobre el andén.

  En realidad, el proyecto contempla la renovación total de la instalación eléctrica y sanitaria, desagües cloacales y pluviales, recuperación y restauración de aberturas, techos y muros, así como arreglos en la cúpula.

  No es lo que se dice poco, tratándose de un edificio construido en 1891, de valor patrimonial, y que no registra intervenciones desde 1950 (ver aparte).

  “La empresa Belgrano Cargas nos solicitó convertir al edificio en un espacio funcional, pero manteniendo todo su valor histórico y patrimonial”, confió la responsable de la oficina técnica de la contratista Del Sol, Valeria Bruzzone. La obra se ejecuta bajo la dirección de la arquitecta Cristina Cappiello.

  Actualmente la estación, de tres plantas, alberga las oficinas técnicas y administrativas del Belgrano Cargas y también los depósitos del Museo y Archivo Ferroviario Regional de Rosario, a cargo de Amigos del Riel.

  Justamente por eso, contó otros de los integrantes de esa organización defensora del ferrocarril, Carlos Fernández Priotti, a medida que se vayan interviniendo los distintos espacios de la estación también se irán mudando temporariamente esas oficinas.

  “Es una restauración importante porque se trata de un edificio complejo”, señaló, sobre todo si se recuerda que hay sectores y elementos del señorial inmueble que presentan “un severo grado de deterioro o simplemente están destruidos”, como en el caso de varias aberturas de madera orientadas hacia el sur y hacia el este. “Pero todo se va a reconstruir respetando el diseño original”, aseguró.
  La puesta en valor de la estación se decidió en el marco de la política de fuerte impulso a la recuperación del sistema ferroviario que encaró el gobierno de Cristina Kirchner, a través del entonces ministro del ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo.

  Cambio de gestión nacional de por medio, lo cierto es que los trabajos ya comenzaron, aun cuando en el universo de los trenes existe alguna incertidumbre sobre el futuro de ese plan.

  “La Unión Ferroviaria está activamente comprometida con la recuperación de las estaciones y, en especial, con la de la actividad del ferrocarril”, afirmó López, quien recordó que hace más de cuatro décadas que no se encaraba en el país una recuperación de escala comparable.

Su imagen afrancesada actual no es la original


La estación ferroviaria del parque Yrigoyen fue inaugurada en 1891 para la compañía de capitales británicos Ferrocarril Córdoba a Rosario, que colocó sus primeros rieles en 1888 con destino a Rafaela y luego a la capital mediterránea. A inicios del siglo XX la firma se fusionó con otras y formó el Ferrocarril Central Córdoba.

  Un voraz incendio desatado los últimos días de 1921 destruyó su volumen central de dos plantas. De inmediato comenzaron las obras para reconstruirla y fue entonces cuando se le agregaron sus rasgos típicamente “afrancesados”, como la mansarda de zinc y la torre en forma de cúpula. La reinauguración fue en 1926.

  Otro hito en su historia lo marcó, después de que en 1948 Juan Domingo Perón nacionalizara los ferrocarriles, la eliminación del servicio para pasajeros, que en 1952 se mudó a Rosario Oeste.
  Y como todas las vías de trocha angosta, la Central Córdoba pasó al Ferrocarril General Belgrano, destinado al transporte de cargas.

  Según contó el referente de Amigos del Riel Rolando Maggi, experto en la historia del tren, a la estación sólo se le volvieron a practicar algunas intervenciones menores a inicios de los 70. Desde entonces no tuvo más reformas ni se encararon obras para rehabilitarla.

  “Realmente el edificio no podía seguir en las condiciones que estaba”, aseguró Maggi. El tiempo, el vandalismo y la falta de inversiones le habían provocado serios deterioros. Ahora volverá a ser la más linda de la ciudad.

Parada para el tranvía regional

En el esquema planificado a trazo grueso por el gobierno de Antonio Bonfatti para el Tranvía Metropolitano _actualmente en proceso de licitación para contratar a una consultora que desarrolle alternativas de trazado y determine la ingeniería básica_ la Estación Rosario Central Córdoba aparece como el punto final en la conexión norte-centro-sur dentro de la primera etapa. El proyecto apuntaría luego a vincular esa terminal rosarina con Villa Gobernador Gálvez.

http://www.lacapital.com.ar/la-ciudad/Largaron-las-obras-para-poner-en-valor-la-estacion-de-trenes-Central-Cordoba--20160201-0072.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada