martes, 15 de agosto de 2017

¿Ramal que para, ramal que cierra? Preocupación ferroviaria tras decreto del Ejecutivo

15 Agosto 2017.

Esta mañana, una publicación en el Boletín Oficial puso en alerta a los ferroviarios que bregan por reactivar el golpeado sistema del ferrocarril argentino. En el decreto, se explicita que el presidente Mauricio Macri delegó en su ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, la facultad de clausurar ramales ferroviarios en forma definitiva y proceder al levantamiento de las vías y demás instalaciones ferroviarias en desuso.

La estación Rosario Central, otrora ícono de la ciudad .


El decreto dice que los rieles, durmientes, aparatos de vías y el resto de los bienes muebles que compongan la infraestructura ferroviaria en el sector que se resuelva quitar en un futuro quedarán en poder de la Administración de Infraestructuras Ferroviarias Sociedad del Estado. Así lo determinó el gobierno en el Decreto 652/2017, publicado este martes en el Boletín Oficial con la firma del Presidente; del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.

De facto ocurrió siempre

Para Mariano Anterone, de la asociación Amigos del Riel, el decreto consagra lo que ya se daba de hecho.

“Los ferrocarriles son del Estado desde 1948. Desde entonces hasta ahora, por decreto la red se ha ido disminuyendo sensiblemente. No sabemos hasta qué punto hacía falta un decreto para poder hacerlo. Siendo el estado el propietario, podría tranquilamente hacer esto. Es redundante este documento normativo”, señaló el ferroviario a Radio UNR.

A modo de ejemplo Antenore memoró: “Tanto (Arturo) Frondizi como en la dictadura se levantaron ramales. Hasta el 1990, se podía llegar por tren hasta la estación Rosario Central. Y a instancias del propio municipio, esas vías fueron cortadas y hoy existe el Parque de las Colectividades.

Y agregó: No sabemos hasta qué punto hacía falta este tipo de decreto. La especulación inmobiliaria está a la orden del día”.

Tras la publicación de la medida, fuentes del ministerio de Transporte aclararon que “no está previsto cerrar ningún ramal” y señalaron que el decreto es “una mera cuestión administrativa para eliminar pasos burocráticos” en la administración del sistema ferroviario, según la agencia Noticias Argentinas.

Malestar en la comunidad ferroviaria


En la comunidad ferroviaria la noticia no cayó nada bien e instaló un clima de sospecha sobre las intenciones del Ejecutivo. Desde Crónica Ferroviaria, un portal especializado en noticias sobre el sistema de trenes, emitieron un comunicado que sostiene: “Creemos que con esto (por el decreto de Macri) se firma el acta de defunción de algunos ramales, que sin tener tráfico de trenes, estaban ahí por si algún momento alguien los resucitaría”.

“Ahora hay que esperar qué resolución tomará el Ministerio de Transporte y cuáles serán los ramales elegidos por para ser levantados definitivamente y dejar sin esperanzas a varios pueblos que creían que en un futuro volverían los trenes”, sentencia el comunicado.

Y agrega: “La verdad que no entendemos si levantar un ramal que en un futuro puede ser utilizado para la corrida de trenes es «una mejora sustancial en la calidad de vida de los ciudadanos». ¿A quién quieren engrupir?”.

“criterios de racionalidad”

El gobierno respaldó su decisión en la Ley de Ministerios, que faculta al Ejecutivo a delegar en los ministros las facultades relacionadas con las materias que les competen de acuerdo con lo que se determine expresa y taxativamente por decreto.

Consideró también la administración central que una de sus premisas es “lograr la utilización de los recursos públicos con miras a una mejora sustancial en la calidad de vida de los ciudadanos, focalizando su accionar en la concreción de resultados que sean colectivamente compartidos y socialmente valorados. E indicó que en pro de esa premisa se requiere establecer procedimientos administrativos basados en criterios de racionalidad y eficiencia que posibiliten una respuesta más rápida a las demandas de la sociedad”.

En ese contexto, dice el gobierno, “para agilizar los trámites que se desarrollan en el ámbito del Ministerio de Transporte y en orden al efectivo y eficaz cumplimiento de sus funciones, se entiende conveniente delegar en esa cartera la facultad de clausurar ramales ferroviarios en forma definitiva y proceder al levantamiento de las vías y demás instalaciones ferroviarias“.

http://www.elciudadanoweb.com/ramal-que-para-ramal-que-cierra-preocupacion-ferroviaria-tras-decreto-del-ejecutivo/



15 Agosto 2017.

Ediles rosarinos auguran desmantelamiento del ferrocarril por decreto de Macri

Las repercusiones por el decreto del Ejecutivo nacional que delega en el Ministerio de Transporte de Guillermo Dietrich la facultad de clausurar ramales ferroviarios no tardaron en llegar. La escueta resolución, publicada en el Boletín Oficial, no abunda en detalles ni explicita qué podría pasar con las tierras y bienes después del eventual levantamiento de rieles. Las conjeturas de distintos sectores que bregan por la reactivación del ferrocarril auguran un panorama funesto, tal y como lo padecieron en la década menemista.

Para el concejal Eduardo Toniolli, la decisión de Macri cierne una nube oscura sobre el sistema ferroviario. “Lo que hace es simplificar una decisión que antes pasaba por la firma del presidente y la convierte en un simple acto administrativo de un ministerio, con todo lo que eso implica”, señaló el edil peronista. Desde Rosario también se hizo eco el concejal Carlos Comi, quien aseveró que el decreto “demuestra que la verdadera voluntad del gobierno nacional es la continuación del plan diseñado en los años noventa por Menem, que significó la desconexión del interior y la eliminación del servicio de pasajeros prácticamente en todo el territorio nacional”.

Para el Observatorio Social de Transporte, que integran el edil Toniolli, la Asociación Amigos del Riel, la Fundación Igualar y la Asociación Casco Histórico, la decisión de Macri reviste “un preocupante carácter, dado que limita al nivel de una mera resolución ministerial decisiones que pueden afectar drásticamente la interconectividad del sistema ferroviario, con implicancias sobre el transporte multimodal, tanto de cargas como de pasajeros”.

Para Toniolli y el Observatorio, “este tipo de decisiones debería estar en manos del Congreso, ámbito natural donde se debería debatir la necesidad de autorizar tales medidas, con consulta a las jurisdicciones provinciales y municipales afectadas, así como a entidades profesionales, gremiales y civiles en general para garantizar la no afectación del interés público de la comunidad”.

Las repercusiones por el decreto del Ejecutivo nacional que delega en el Ministerio de Transporte de Guillermo Dietrich la facultad de clausurar ramales ferroviarios no tardaron en llegar. La escueta resolución, publicada en el Boletín Oficial, no abunda en detalles ni explicita qué podría pasar con las tierras y bienes después del eventual levantamiento de rieles. Las conjeturas de distintos sectores que bregan por la reactivación del ferrocarril auguran un panorama funesto, tal y como lo padecieron en la década menemista.

Para el concejal Eduardo Toniolli, la decisión de Macri cierne una nube oscura sobre el sistema ferroviario. “Lo que hace es simplificar una decisión que antes pasaba por la firma del presidente y la convierte en un simple acto administrativo de un ministerio, con todo lo que eso implica”, señaló el edil peronista. Desde Rosario también se hizo eco el concejal Carlos Comi, quien aseveró que el decreto “demuestra que la verdadera voluntad del gobierno nacional es la continuación del plan diseñado en los años noventa por Menem, que significó la desconexión del interior y la eliminación del servicio de pasajeros prácticamente en todo el territorio nacional”.

“Posiblemente serán decisiones tan nefastas como en los 90. Esto toca de cerca de Rosario”, dijo Toniolli. Y definió: “Es un preanuncio de una política ferroviaria”.

Otra voz de alerta vino de boca del concejal por el Frente Progresista Carlos Comi. Para el edil, con la firma del decreto “se avanza en el desmantelamiento de las estructuras ferroviarias en el interior del país que son transferidas a una sociedad del Estado a los fines de ser liquidadas”.

“Lejos del proclamado repontenciamiento de los servicios ferroviarios, de necesidad urgente para el interior del país, (el decreto) es la continuación del plan diseñado en los años noventa por el presidente Menem, que significó la desconexión del interior y la eliminación del servicio de pasajeros prácticamente en todo el territorio nacional”, describió Comi.

http://www.elciudadanoweb.com/ediles-rosarinos-auguran-desmantelamiento-del-ferrocarril-por-decreto-de-macri/

No hay comentarios:

Publicar un comentario