jueves, 19 de marzo de 2015

Otra vuelta para los Ferrocarriles Argentinos

Jueves, 19 de marzo de 2015.

Por: Sebastián Premici.

ECONOMIA › EL GOBIERNO GIRO AL CONGRESO LA LEY PARA CREAR UNA EMPRESA QUE OPERE SOBRE TODO EL SISTEMA FERROVIARIO.

La iniciativa había sido anticipada por la Presidenta en la Asamblea Legislativa. La mayor novedad pasa por el transporte de cargas, que será manejado por el Estado, pero habrá vías libres para operadores privados.


El proyecto tiene por objeto la recuperación definitiva de la administración de los ferrocarriles por parte del Estado. Imagen: Arnaldo Pampillón.


El Gobierno envió a la Cámara de Diputados el proyecto de ley que (re)crea la empresa Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado, que tendrá la potestad sobre todo el sistema ferroviario, tanto de pasajeros como de carga. La nueva sociedad agrupará las divisiones de transporte de pasajeros (actual Sofse), la administración de la infraestructura (ADIF), cargas (Belgrano Cargas y Logística) y la gestión de todos los trabajadores. El proyecto también propone la recuperación de toda la infraestructura vial para potenciar el sistema de cargas. En este sentido, se establecerá la modalidad de acceso abierto a la red ferroviaria nacional para la operación de los servicios de carga, de modo que cualquier empresa pueda transportar carga con origen y destino en cualquier punto de la red. Para ello se creará un Registro de Operadores de Carga.

“Este proyecto tiene por objeto la recuperación definitiva de la administración de los ferrocarriles por parte del Estado, partiendo de la idea central de que el mismo puede gestionar de una manera más eficiente que los privados”, puede leerse en los fundamentos de la iniciativa.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció el envío de este proyecto de ley durante el discurso inaugural de las Sesiones Ordinarias, el primero de marzo. Al día siguiente, la cartera de Interior y Transporte, que conduce Florencio Randazzo, publicó en el Boletín Oficial una resolución a partir de la cual las operaciones del Mitre, San Martín, Belgrano Sur y Roca, que estaban en manos de los privados Roggio y Emepa, pasaron al Estado nacional.

El proceso de reorganización del sistema comenzó en 2008, con la creación de dos empresas estatales, pero no fue hasta luego de la tragedia de Once que las transformaciones tomaron un ritmo vertiginoso.

A través de la Sociedad Operadora Ferroviaria (Sofse) y la Administración de Infraestructura Ferroviaria (ADIF), el Gobierno invirtió en nuevas vías, trenes, señalamiento y medidas de seguridad. A su vez, se hizo cargo de los sueldos de los trabajadores de las líneas metropolitanas. El rol de los privados había quedado circunscripto a la operación diaria. Ahora, bajo el paraguas de la nueva Ferrocarriles Argentinos quedará unificada la gestión estratégica y diaria del transporte de pasajeros y carga.

“La creación de Ferrocariles Argentinos no es un slogan, sino que es una decisión política del Gobierno vinculada a reparar errores de los últimos 60 años en materia ferroviaria. Tenemos la convicción de que el tren es más que un medio de transporte, está vinculado a nuestra cultura, identidad y con esto devolvemos parte de la historia que le robaron a muchos argentinos”, manifestó Randazzo durante una conferencia de prensa.

En sus fundamentos, la incitativa destaca la recuperación del transporte de carga. “Se ha planteado como objetivo central lograr una red ferroviaria con logística plenamente integrada al circuito productivo regional y enlaces comerciales a los países limítrofes”, asegura. En el artículo 1º se declara de interés público nacional la política de reactivación de los ferrocarriles de pasajeros y de cargas, la renovación y el mejoramiento de la infraestructura y la incorporación de tecnología. El proyecto toma como referencia para su realización la reciente experiencia francesa, donde se reunificó todo el sistema ferroviario bajo un “gran holding público”. “Los países europeos se negaron a privatizar sus ferrocarriles. Lo que se hizo fue dividir la infraestructura, en manos del Estado, de la operación, que se abrió a la posibilidad de que compitan privados con inversiones propias. Esa división creó desinteligencias entre las dos áreas. Francia las acaba de fusionar. Es el mismo sistema que propone la ley para la Argentina. Alemania, Italia y Holanda se manejan en forma similar”, explicó a Página/12 Martín Machain, director del medio especializado enelSubte.com.

Las empresas que perderán la administración de las vías y serán puestas bajo análisis son las concesionarias de cargas Ferroexpreso Pampeano (Fepsa), Ferrosur Roca, Nuevo Central Argentino (NCA) y la empresa provincial bonaerense Ferrobaires (Uepfp), que también opera en virtud de un contrato con el Estado nacional.

Las concesiones metropolitanas que seguirán, por el momento, bajo la órbita de empresas privadas, como el Urquiza (Roggio) y el Belgrano Norte (Emepa), serán analizadas por el directorio de la nueva Ferrocarriles Argentinos, que podrá renegociar los contratos o recuperar las empresas. El directorio estará integrado por seis miembros: un representante designado por la Secretaría de Transporte, el presidente de ADIF, el presidente de Sofse, el titular del Belgrano Cargas y Logística y dos representantes designados por el Ministerio del Interior y Transporte a propuesta de las organizaciones gremiales inscriptas y representativas del sector ferroviario.

http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-268473-2015-03-19.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada