martes, 4 de junio de 2013

También le quitan la concesión a una empresa brasileña que controlaba más de 7 mil kilómetros de vías

 04/06/13

América Latina Logística (ALL) operaba trenes de carga en sectores de los ferrocarriles Urquiza, San Martín y Sarmiento. En 2007, el Gobierno le había renovado la concesión pese a que la empresa había sido duramente cuestionada en una auditoría oficial.

Cuando aún no se apagaron las repercusiones de la salida traumática de la compañía minera Vale, la rescisión del contrato de concesión ferroviaria de América latina Logística (ALL) suma a otra empresa brasileña que deja sus actividades en el país, aunque en este caso no por voluntad propia, sino por decisión del Estado nacional.

ALL, con sede central en la ciudad brasileña de Curitiba, operaba desde 1999 los trenes de carga en sectores de los ferrocarriles Urquiza (cerca de 2 mil kilómetros), San Martín (alrededor de 5 mil kilómetros) y Sarmiento (desde Mercedes hasta Bragado, cerca de 100 kilómetros).

Los fundamentos del Gobierno para sostener la rescisión del contrato se basaron especialmente en los resultados de una auditoría realizada a fines de 2012 y que fue explicada por el ministro Florencio Randazzo: "multas aplicadas que superaban 30 por ciento de la garantía del contrato; incumplimiento del pago del canon por más de seis meses; incumplimiento al programa anual de inversiones; abandono de ramales; levantamiento de vías y traslados de activos sin autorización, entre otras".

El Gobierno, sin embargo, le había renovado la concesión en 2007, pese a que un informe oficial daba cuenta de serias falencias en el servicio. En Brasil, por su parte, ALL tiene presencia en las redes ferroviarias Sur (estados de Paraná, Santa Catarina y Río Grande do Sul), Oeste (Mato Grosso do Sul) y Paulista (Sao Paulo), con lo que abarca la zona económicamente más poderosa del país vecino.

http://www.clarin.com/politica/concesion-empresa-brasilena-controlaba-kilometros_0_931707333.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada